Apego y consumo de drogas


¡No te pierdas nada!
Si quieres estar al día de todo lo que te cuento, SUSCRÍBETE GRATIS

Recibirás mensualmente un resumen de las últimas publicaciones y novedades sobre charlas, talleres e información de interés.

Conoce las ventajas para [email protected]

100% libre de SPAM

Como proyecto fin de máster realicé una investigación, con el fin de profundizar en los factores de riesgo y protección en el ámbito familiar, vinculados al consumo de drogas. (Dando pie a la creación del taller para padres en materia de prevención). Estoy muy interesada en la relación de apego y consumo de drogas, por ello estudié el papel mediador del apego y la seguridad emocional en el impacto que el conflicto matrimonial tiene en el consumo. A pesar de hablar de drogas, me gustaría hacerlo extrapolable a todas las conductas adictivas que pueden desencadenar en un problema.

adicciones

Conductas adictivas

Los datos dicen…

Los resultados no fueron exactamente los esperados, aunque ha de tenerse en cuenta que la muestra no era suficientemente grande. De todos modos, debemos ser prudentes en las conclusiones: 

– Mayor consumo en los hombres

– Mayor consumo en personas que conviven en familias reconstruidas

 A más conflicto parental, mayor consumo de drogas en el hijo.

–  Cuanto mayor es el conflicto, más baja es la seguridad emocional en los hijos y el vínculo de apego se caracteriza por un estilo de crianza basado en la sobreprotección.

– El vínculo de apego y la seguridad emocional se relacionan..

– Mientras el cuidado de los padres actúa como factor protector, la sobreprotección disminuye la seguridad emocional.

– Mayor es el consumo de drogas cuando se percibe menos cuidado del padre (factores del vínculo de apego).

– Respecto a la seguridad emocional, a mayor inseguridad, más consumo.

– Finalmente, en presencia de conflicto, la seguridad emocional es menor y aumenta el consumo de drogas.

Como conclusión, el conflicto marital podría influir en el consumo de sustancias de los hijos a través de mecanismos como el tipo de vínculo establecido y la seguridad emocional desarrollada. Por otro lado, el consumo de sustancias por parte de los hijos podría deteriorar el vínculo de apego y la seguridad emocional, y no el conflicto. Desde este punto de vista, parece que es la primera línea de explicación la más plausible, puesto que tanto el apego como la seguridad emocional se han estudiado de manera retrospectiva, es decir, posiblemente antes de que se iniciara cualquier consumo.

Raquel del Águila Bravo, 2010

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.