¿Cómo observas la vida?


¡No te pierdas nada!
Si quieres estar al día de todo lo que te cuento, SUSCRÍBETE GRATIS

Recibirás un resumen de las últimas publicaciones y novedades sobre charlas, talleres e información de interés.

Conoce las ventajas para [email protected]

100% libre de SPAM

Aunque no lo creas… todo depende de cómo observas la vida, cómo entiendes lo que sucede y cómo decides afrontarlo.

¿Te has parado a pensar cómo observas la vida? Te contaré algo…

El cuento de la Princesa

Una princesa llegó a la edad en que debía casarse y formar una familia. El rey, para que su hija encontrase el mejor pretendiente, organizó un concurso entre todos los solteros de la comarca: Obtendría la mano de la princesa aquel que hiciera el regalo que
más impresionase a su hija.

Inmediatamente todos se pusieron manos a la obra. Llegado el día todos llevaron sus regalos a la princesa. Eran realmente magníficos, uno mejor que otro. ¡Todos habían hecho un gran esfuerzo y de alguna manera podían ganar el
premio! Hermosas obras de arte, útiles maquinarias, etc. Impresionaban al rey y a los cortesanos pero no a la princesa: esta se mostraba distante, casi desinteresada, como si nada le conmoviera.

Uno de los pretendientes que aún no había presentado su obsequio, observó la situación y decidió cambiar. Entregó a la princesa un pequeño paquete prolijamente envuelto. Cuando la princesa lo abrió y utilizó el contenido del paquete le cambió la vida al instante: le regalaron un par de lentes, ¡la princesa era miope y no veía casi nada! Por eso no se impresionaba con nada y ese regalo le cambió la vida.

Como imaginaréis, el autor de los lentes fue el afortunado que se casó con ella.

gafas como observas la vida

¿Cómo observas la vida?

Dos cosas nos enseña este pequeño cuento:

  • Alguien tuvo la habilidad y la inquietud de observar que pasaba a su alrededor e hizo el diagnóstico correcto.
  • Los lentes nos permiten ver las cosas mejor. Cambiar el modo de ver las cosas nos permite comprender que está pasando a nuestro alrededor, incluso nos da la oportunidad de cambiar de rumbo.

Y tú, ¿cómo observas la vida?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.