rendimiento


Hablamos de Burnout cuando el deportista se siente quemado, es decir, cuando muestra un estado de agotamiento físico y mental crónico. Y este estado de continuo agotamiento puede conducir finalmente al abandono deportivo, llamado Dropout.

Se trata de una reacción al estrés e insatisfacción en el deporte, principalmente debido a las diferentes presiones que supone la competición y los entrenamientos.

El burnout se caracteriza por:

Agotamiento emocional: sensación de estar extremadamente fatigado.

Falta de confianza en sí mismo y hacia los demás: la persona se evalúa negativamente, amenazando su autoestima. Aparecen sentimientos negativos también hacia otras personas, desvinculandose, por ejemplo, del grupo de referencia.

Baja realización personal: insatisfacción con los entrenamientos y los resultados, reduciendo su motivación.

Bajo rendimiento deportivo: se pierde el sentido de la competición o del deporte en sí y los resultados no salen.

En datos, el burnout se puede apreciar en niños desde los 10 años. Se habla de que un 40% de jóvenes que lo padecen terminan abandonando la práctica deportiva. Y que el burnout es la razón por la que el 80-90% de los niños abandonan el deporte organizado antes de los 15 años.

¿Cómo puede ayudar el psicólogo deportivo cuando se detectan síntomas de Burnout?

Identificar qué variables internas y externas han facilitado su aparición.

Algunas de estas variables son el perfeccionismo, la baja tolerancia a la frustración, motivación sólo orientada a factores externos como premios o reconocimiento, así como las habilidades y recursos disponibles. También podemos hablar de las exigencias de la competición, el apoyo recibido y objetivos marcados. Muy importantes son también el estilo de vida, las expectativas y que los objetivos sean de proceso o de resultado.

Mejorar los factores de protección.  Por ejemplo, establecer objetivos realistas, adaptar y ajustar las expectativas, reforzar la tolerancia a la frustración, mejorar habilidades comunicativas y las relaciones, facilitar la creación de un estilo de vida saludable, etc.

Implicar  familia y técnicos. Reforzar la coherencia entre todas las partes es fundamental, mejorando las relaciones y adquiriendo una visión global bajo un mismo criterio.

 

*Tema expuesto en la Mesa Redonda “Deporte, padres e hijos: éxito o fracaso” . Grupo de trabajo de Prevención a través del deporte  (COPC)

burnout

deporte femenino. autonomia. no limites

Paternalismo y deporte femenino

Cada vez son más las mujeres que practican deporte y cada vez con más nivel. Muchas por iniciativa propia, por puro placer, otras por motivos de salud y/o estética y otras introducidas por sus parejas. Sea la razón que sea es motivo para celebrar y cada vez se hace más […]