valores


¿Castigar sin deporte? mmmm no es la mejor opción, pues el deporte debería ser siempre un elemento de suma y nunca de resta…

A veces, cuando el comportamiento de los pequeños no es correcto, hay malas notas, etc. nos puede parecer que retirar esta actividad que tanto les gusta puede ser un buen castigo para que reaccionen.

¿Tiene sentido castigar sin deporte?

Se trata de ser y enseñar a ser consecuentes. Quizás tendría sentido castigar sin deporte cuando lo que queremos corregir es un comportamiento directamente relacionado con el deporte, aunque también hay otras maneras que generan mejor aprendizaje.
Castigar por ejemplo sin fútbol por haber suspendido, no será la solución. En primer lugar, deberíamos valorar si el hecho de sacar malas notas (o la conducta indeseada) se debe a el deporte. Posiblemente no, de hecho, el deporte juega un importante papel en la salud mental y física los niños y niñas, permitiendo un espacio de relación, de movimiento, de quemar adrenalina y desahogarse.

¿Cuáles son las consecuencias de castigar sin deporte?

Con el deporte se adquieren importantes valores que también educan su día a día como el compañerismo y el respeto, la perseverancia, el compromiso, etc.
Si se trata de una cuestión de falta de tiempo, tal vez habría que valorar el horario disponible y todas las actividades en su conjunto. Educar al ser responsables de lo que hacen, permitiendo que elijan y estableciendo pactos para que asuman compromisos, debería ser una prioridad.

Por el contrario, si el deporte se convierte en un chantaje pierde todos estos valores, a la vez que sumamos presión al juego. De este modo, la continua presión marcada por el miedo a que te quiten lo que más te gusta, juega un papel ansiógeno que puede empeorar aún más su comportamiento, notas y actitud en el juego.


La pasada semana del 26 al 30 de Junio ​​tuvo lugar el II Congreso Internacional de Fútbol y Psicología. Un espacio para compartir diferentes aspectos de actualidad y relacionados con la aplicación de la psicología en el fútbol.
Uno de los temas de gran importancia fueron la ética y el papel educativo del deporte en el fútbol base. Y desde el Club Vila Olímpica nos sentimos comprometidos a poder compartir nuestra labor en materia de valores mediante el Código Ético SES.

CONGRESO

Entre la presentación de diferentes proyectos de ética y valores, como coordinadora de la Comisión ética del CE Vila Olímpica, expuse nuestro código ético y medidas organizativas que lo ponen en funcionamiento.

Una de los conclusiones de la presentación, hace visible la importancia del código para mantener en valores bajos la tasa de sanciones vinculadas a comportamientos antiéticos y poder actuar delante de estos. Las sanciones producidas por protestas en árbitros y muestras de falta de respeto por parte de jugadores, técnicos y afición existen y hay que dar soluciones mediadoras para reconducirlas hacia comportamientos más positivos y fomentando nuestros valores. El reto que se desprende de este proyecto es poder integrar cada vez más el código dentro del club, creando hábitos y dándole continuidad a fin de reducir cada vez más este tipo de comportamientos.

Si bien hay diferentes apuestas en códigos éticos, sobre todo en equipos profesionales y dentro de sus canteras, pocos clubes de fútbol base tienen un código con el apoyo de una comisión ética que lo hace viable y vela por su cumplimiento.

El método utilizado despertó interés y ganas de poder instaurar modelos similares en otros clubes.

Finalmente, desde el Club Vila Olímpica estamos comprometidos a seguir mejorando en nuestro funcionamiento en materia ética, fomentando valores, difundiendo contenidos, informando, comunicando y mediando. Es por eso que queremos agradecer el interés  y compromiso de todos los que componen el Club con este proyecto que beneficia a todos.