¿Es lo mismo meditar y relajarnos?


¡No te pierdas nada!
Si quieres estar al día de todo lo que te cuento, SUSCRÍBETE GRATIS

Recibirás un resumen de las últimas publicaciones y novedades sobre charlas, talleres e información de interés.

Conoce las ventajas para [email protected]

100% libre de SPAM

Cuando pensamos en meditación, nos imaginamos la típica figura en posición flor de loto, llena de paz. Y cuando pensamos en relajarnos, posiblemente esta también sea una de las imágenes que te vengan a la cabeza. Pero ¿es lo mismo meditar y relajarnos? ¿Toda relajación ha de pasar por meditar? ¿Y qué me dices del Mindfulness? ¿Nos relajaremos con una práctica míndfulness?

Me gustaría definirte mejor estos conceptos y aclarar algunas diferencias.

Relajación

Relajarnos implica hacer una actividad que nos permite estar en calma o nos ayuda a reducir el estrés. Muchas veces confundiremos la relajación física y mental, aunque muchas veces también van unidas. Podemos estar relajadamente en el sofá de casa, mientras nuestra cabeza va a 1000 o podemos estar boxeando y sentirnos luego muy en calma.

Para relajarnos, podemos buscar distracciones que nos disocien de nuestras emociones y sensaciones físicas, lo que será muy adecuado en momentos determinados que tengan por fin la relajación en sí misma. Esto puede ser algo confuso y tratar de usar estas actividades relajantes para solventar problemas de ansiedad no dará resultado, ya que posiblemente lo que está pasando es evitar ser conscientes de lo que nos pasa, necesitando continuamente estímulos «relajantes» para no sentir ansiedad al hacer frente a nuestras sensaciones corporales y pensamientos.

Por ello, cuando practicamos una técnica de relajación, muchas veces apelaremos a la atención en el momento presente, buscando una actitud Mindfulness que nos permita vivir el momento, muy lejos del conocido “multitasking” con el que estamos en todo y no estamos en nada.

Mindfulness

Mindfulness es la actitud que adoptamos de estar presentes, de vincularnos a lo que está sucediendo, por ejemplo tu respiración, un emoción que vives, una sensación física, y no pensamientos sobre lo que ha pasado o ha de pasar. Es una forma de estar en la vida que conseguimos mediante la atención plena, podemos entrenarnos en ella o puede salirnos de forma natural. Y para meditar, necesitamos de esta actitud.

Meditación

Meditar es una práctica donde atendemos al presente y conectamos con nuestro interior. Con ella entrenamos la mente para atender a lo que pasa por nosotros, sin quedarnos fijados en una idea que nos preocupa y permitirnos trascender. El objetivo es generar un espacio de conciencia plena desde el que observar sin juzgar.

Esta práctica en autocontemplación nos permite desarrollar mayor apertura mental, nos permite ser capaces de ocuparnos sin preocuparnos, de permitirnos parar para valorar el bullicio interno y externo, y así evolucionar.

Pero meditar no siempre va de la mano de la relajación, ya que a veces encontraremos perturbación en nuestro interior y viviremos emociones fuertes, incluso desagradables, mientras meditamos. Aunque es cierto que finalmente consigamos llegar a un estado de mayor lucidez, orden y calma, puede que requiera un tiempo. Así, utilizar la meditación con el fin de relajarnos no es una buena idea.

También, para meditar no siempre hace falta estar en una posición de relajación física, ya que hay muchos modos de trabajar la atención plena con formas de meditación más activas.

Por lo tanto, entenderás que Mindfulness tampoco tiene porqué ir de la mano de la relajación. Podemos hablar de un estado Mindfulness cuando nos entregamos plenamente a un momento, sin la previa intención de meditar o relajarnos, como por ejemplo mientras bailamos o pintamos totalmente absortos en nuestra tarea.

Espero haberte dado más claridad para conocer y utilizar estos conceptos.

En mi canal de Youtube, voy a introducirte en diversas técnicas con el fin de relajarnos y te invitaré a practicarlas desde una actitud mindfulness. Y también, te guiaré en meditaciones para que profundices y contemples tu interior. Espero que las disfrutes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.